saltar al contenido
ENVÍO GRATIS EN ESPAÑA PENINSULAR A PARTIR DE 60€ DE COMPRA
MUESTRA GRATIS PARA CADA PEDIDO

Bienestar

¿Cómo frenar el envejecimiento durante la menopausia?

Escrito por: Cristina Rodríguez

La menopausia marca una etapa crucial en la vida de las mujeres, con desafíos específicos relacionados con el envejecimiento de la piel y del organismo.

Descubre cómo atenuar los efectos de la menopausia de manera natural y mantener una salud óptima.

Desde estrategias nutricionales hasta ejercicios físicos, pasando por terapias naturales y manejo del estrés, este artículo te guíara para un envejecimiento saludable y activo.

Lee nuestra guía completa para conocer las mejores prácticas y consejos esenciales para mantenerte en forma y preservar tu juventud después de la menopausia.

Comment ralentir le vieillissement de la peau et de l'organisme pendant la ménopause ?

Una de las preocupaciones más comunes de las mujeres a medida que se acerca este proceso es saber cómo tratar la menopausia naturalmente y qué hacer para frenar el envejecimiento en la menopausia.


La menopausia es un proceso natural en la vida de las mujeres, caracterizado por el cese gradual de la menstruación debido a la disminución de hormonas reproductivas como el estrógeno y la progesterona.


Este proceso, aunque natural, conlleva una serie de cambios físicos y emocionales significativos que afectan la calidad de vida y la salud a largo plazo.

 

A menudo nos hacemos preguntas acerca de si podemos ayudar a nuestro organismo durante esta etapa, también en cuanto al envejecimiento y la piel.

 

¿Qué es lo más recomendable para la menopausia?


Más allá de síntomas físicos en la piel o el cabello, que a menudo son el centro de muchas preguntas, entender los efectos del envejecimiento durante la menopausia es muy importante, ya que este proceso puede influir en la salud ósea, cardiovascular y mental de las mujeres.

 


Por tanto, comprender estos cambios y tomar medidas preventivas adecuadas puede ayudar a mitigar los síntomas y promover un envejecimiento saludable y activo.

 

Organismos como la North American Menopause Society (NAMS) destacan la importancia de la divulgación, la educación y el apoyo médico durante esta etapa para mejorar la calidad de vida y reducir el impacto de los cambios hormonales.


A. Menopausia y envejecimiento: ¿por qué se produce?


¿Cómo mantenerse joven después de la menopausia?

 

Para responder a esta pregunta, primero debemos entender qué vincula la menopausia con el envejecimiento y por qué.


La menopausia está asociada a un proceso acelerado de envejecimiento a causa de la disminución de las hormonas reproductivas en el cuerpo de la mujer, especialmente el estrógeno y la progesterona. Estas hormonas desempeñan roles muy importantes en la regulación de nuestro organismo. La reducción de estrógenos, por ejemplo, tiene un impacto directo en la piel, los huesos y el sistema cardiovascular, contribuyendo al envejecimiento.


B. ¿Qué cambios produce la menopausia? 


.El estrógeno es una hormona fundamental para la salud de la piel, ya que promueve la producción de colágeno y elastina, dos componentes esenciales para la elasticidad y firmeza de la piel. El estudio Menopause, publicado en The Journal of The North American Menopause Society, señala que la disminución de estrógenos conduce a una pérdida de grosor de la piel y fomenta la aparición de arrugas.

 

¿Cómo rejuvenecer la piel en la menopausia? ¿Cómo aumentar el colágeno?

 

Este artículo da respuesta a estas preguntas tras analizar cuáles son los cambios específicos en los que se centra el envejecimiento.


1. La piel


La piel es una de las grandes delatoras de la menopausia, ya que el estrógeno es fundamental para la producción de colágeno y elastina, dos componentes esenciales para la elasticidad y firmeza de la piel.


Por su parte, la disminución del estrógeno produce una pérdida de grosor en la piel, mayor sequedad y propensión a las arrugas. Un estudio publicado en PubMed, The 2017 hormone therapy position statement of The North American Menopause Society, señala que la disminución de estrógenos conduce a una pérdida significativa de grosor de la piel y elasticidad.


2. Los huesos


Además de la piel, los huesos también juegan un papel importante entre los riesgos de la menopausia, ya que la densidad ósea también se ve afectada en este período. El estrógeno desempeña un papel clave en la protección de la masa ósea, por lo que su disminución acelera la pérdida de densidad ósea, aumentando el riesgo de osteoporosis y fracturas. El estudio Manejo de la osteoporosis en los ancianos, de International Osteoporosis Foundation, destaca que la pérdida de densidad ósea es más rápida en los primeros años de la postmenopausia, lo que incrementa el riesgo de fracturas en las mujeres mayores.

 

3. Sistema cardiovascular


También el sistema cardiovascular sufre la disminución del estrógeno.

¿Cómo? Esta hormona ayuda a mantener los niveles de colesterol saludables, protegiendo las paredes arteriales.

 


A causa de la pérdida de esta protección hormonal, la menopausia incrementa el riesgo de enfermedades cardiovasculares, y el peligro es aún mayor cuando se compara la postmenopausia con la premenopausia. Estudios como el publicado en Circulation, Transición a la menopausia y riesgo de enfermedad cardiovascular, destacan un riesgo mayor de desarrollar enfermedades del corazón en la mujer postmenopáusica en comparación con las mujeres premenopáusicas, incluyendo hipertensión y aterosclerosis.


4. Metabolismo


La menopausia también afecta el metabolismo de las mujeres, derivando en un aumento de peso y una redistribución de la grasa corporal hacia el abdomen. Esta consecuencia, como hemos citado en artículos anteriores, dista mucho de ser solo estético, sino que incrementa también el riesgo de desarrollar enfermedades metabólicas como la diabetes tipo 2.


Un aumento en la adiposidad visceral - asociado con un mayor riesgo de resistencia a la insulina y el síndrome metabólico - está relacionado con las mujeres postmenopáusicas, según el Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism.


Todas estas consecuencias ponen de relieve la necesidad de adoptar hábitos y métodos preventivos para amortiguar los efectos del envejecimiento durante la menopausia.


C. Medidas para paliar los cambios de la menopausia 


¿Cómo mantenerse joven después de la menopausia? 


Para plantar cara a los efectos del envejecimiento asociados con la menopausia, es importante conocer e implementar una serie de estrategias y terapias.


¿Cómo tratar la menopausia naturalmente?

 

Nutrición: mantener una dieta equilibrada rica en calcio y vitamina D es esencial para la salud ósea. Tener en cuenta en nuestra cesta de la compra alimentos como lácteos, pescados grasos y vegetales de hoja verde puede ayudar a mantener nuestros huesos sanos. 

 

Ejercicio: entrenamiento de resistencia y ejercicios de peso se convertirán en tus grandes aliados para mantener la masa muscular y la densidad ósea. Cuida también tu salud cardiovascular con ejercicios como caminar, nadar o dar paseos en bicicleta.

 

Terapias naturales: la fitoterapia y el uso de suplementos de soja o isoflavonas pueden ayudar a aliviar algunos síntomas de la menopausia, aunque es importante consultar con un profesional de la salud antes de iniciar cualquier tratamiento.

 

Manejo del estrés: las técnicas de relajación como el yoga, la meditación y la respiración profunda pueden mejorar la calidad del sueño y reducir el estrés. También puedes optar por suplementos a base de ashwagandha, como nuestro complejo serenidad, para reducir su estrés.


D. Claves para envejecer mejor durante la menopausia


¿Alguna vez te has preguntado cuál es el mejor suplemento para la menopausia? ¿O cuál es el mejor colágeno?


Cuando nos acercamos a este período comenzamos a preocuparnos por conocer de qué maneras podemos llevar este proceso de la mejor manera posible.


Además de todos los puntos ya citados, los exámenes médicos regulares son un pilar vital para conocer lo antes posible cualquier desajuste en nuestra salud, como la hipertensión o la osteoporosis.


¿Qué vitaminas debo tomar después de la menopausia?


Como parte del cuidado de la salud ósea, además de una nutrición adecuada, los suplementos de calcio y vitamina D pueden ayudar a prevenir la osteoporosis de la mano de los ejercicios de fortalecimiento. También la vitamina K y el magnesio trabajan junto al calcio en la salud ósea.


La vitamina B12, el omega-3, la vitamina C y la vitamina E también tienen un papel importante en la menopausia por su función como antioxidantes, en la salud cardiovascular y función cerebral. Es aconsejable que un médico analice nuestras necesidades específicas y pueda acompañarnos durante este proceso.


Entre las opciones, la terapia hormonal puede ser también una opción efectiva para ayudar a mantener los niveles hormonales, reduciendo el riesgo de osteoporosis y las enfermedades cardiovasculares.


Además de todo ello, un estilo de vida saludable y una buena gestión del estrés son también pilares clave para envejecer de manera saludable durante este proceso.

 


Referencias

  1. Menopause: The Journal of The North American Menopause Society

  2. Menopause Transition and Cardiovascular Disease Risk: Implications for Timing of Early Prevention: A Scientific Statement From the American Heart Association

  3. International Osteoporosis Foundation, PubMed.

  4. Circulación, Transición a la menopausia y riesgo de enfermedad cardiovascular

  5. Menopause, Mayo Clinic

  6. Manejo de la osteoporosis en los ancianos, de l'International Osteoporosis Foundation, PubMed.

  7. North American Menopause Society (NAMS)

  8. PubMed, The 2017 hormone therapy position statement of The North American Menopause Society

¡Algo salió mal, por favor póngase en contacto con nosotros!

SU CARRITO

Su carrito está vacío

Elegir su muestra gratuita

Subtotal 0.00 €
Gastos de envío estimados 6.90 €